Blog

Jul09

Columbario de Ocuri

Como tantas otras veces en la vida las recompensas llegan sin avisar, cuando quizá uno menos lo espera. Este año he participado en el II Concurso Fotográfico Ciudad Romana de Ocuri, organizado por nuestro ayuntamiento, el de Ubrique, en pos de la promoción del, también nuestro, yacimiento arqueológico de Ocuri. El jurado, entre los que, para mi orgullo por deformación curricular, había un arqueólogo ha tenido a bien darle a mi imagen el tercer premio.

He participado, sí, pero no se puede decir que hubiese pensado hacerlo. De hecho subí al yacimiento con la compañía habitual el día antes de que acabase el plazo y más como excusa para dar una vuelta que con la idea de salir con una buena imagen o al menos una imagen como la tenía en la cabeza. Uno ha de ajustarse a las circunstancias y aunque lo que pretendía era una fotografía de exterior con un cielo potente y un plano suficientemente abierto como para dejar ver las virtudes del paisaje no pudo ser.

Teníamos que ajustarnos a los horarios del yacimiento (10:00 – 20:00) y en pleno verano aquí a esas horas no hay más que cielos que blanquean bajo el implacable peso del Sol y sombras duras con las que mejor no bailar. Ante tal panorama no me quedó más remedio que confiarlo todo al interior del mausoleo romano, al fastuoso Columbario, una de los enclaves mejor conservados de todo el yacimiento.

Hoy al Columbario se accede desde una puerta que se abrió en un lateral de la estructura en época reciente pero conserva la entrada original, en el techo. Cuando entras allí te contagias de la solemnidad del enclave funerario y puedes casi ver el sentido de la construcción. Las piedras amarillean en las paredes otorgando una dorada eternidad a quienes allí eran enterrados y cuando se accedía al interior la luz entraba desde arriba iluminando el camino que habían de recorrer las almas de los caídos porque allí, arriba, es donde nuestros antepasados han situado siempre a sus guías, a sus dioses. El discurso etnográfico se come al fotográfico.

Esta semana pasada estuve en Radio Ubrique junto a los otros premiados, Pedro Sánchez y Manuel Canto, hablando un poco sobre la fotografía en general y el concurso en particular. Se hizo corto, fue una charla amena dirigida por la espectacular voz de la chica que lideraba la charla. Enhorabuena a ellos también.

Si no conocéis el Yacimiento de Ocuri estáis tardando en pasaros por él, que al fin y al cabo es el motivo principal del concurso. El premio es secundario, dará para algún caprichito y casi gusta más que estaremos en el calendario del yacimiento.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *