Blog

Mar13

¡Oh, blanca Navidad!

No, tranquilos, no vais a encontrar aquí el famoso cartel gigante de Netflix en la madrileña Puerta del Sol. Que os venga ahora con paisajes nevados quizá sea un vano intento de refrescar la memoria ahora que el calor ha vuelto, de repente, a hacerse presente y fuerte por estas latitudes. Dejaos sorprender por la nieve gaditana, que aquí además de playa tenemos alta montaña.

Es raro el año que no deje alguna buena nevada en nuestra gaditana Sierra de Grazalema pero pocas veces la nevada va mucho más allá de las inmediaciones de Grazalema y los cercanos puertos de El Boyar y Las Palomas. Este año fue distinto y nos ha dejado, sin dudas, una de las nevadas más importantes en los últimos años.

El manto blanco no sólo cubrió Grazalema sino que hizo lo mismo con Villaluenga del Rosario, Benaocaz, El Bosque, Ubrique, Olvera, Prado del Rey… nevó en la totalidad de la serranía y más allá. No había rincón sin blanquear. Carreteras cortadas, localidades incomunicadas… impresionante. No se recordaba una nevada semejante en Ubrique desde la última semana de enero de 1983. Y ya ha llovido desde entonces…

Las cámaras se portaron bien soportando el intenso frío y los obligados intercambios de munición blanca. Los cielos, por su parte, no dejaron de advertir nieve los dos días que pasamos recorriendo la montaña a pie mientras la niebla cubría los valles helando el asfalto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *