Valentina, un encargo especial

Valentina es la pequeña y su padre, Diego, un buen amigo de la más tierna infancia, de esos “de toda la vida”. La semana pasada me pidió que le hiciera una fotografía a su hija para el día de su bautizo, la típica foto de recuerdo para amigos y familiares. Es típica, o eso dicen, pero yo no recordaba haber visto una antes así que era la primera vez que me enfrentaba a un encargo similar.

Estuve viendo algunos ejemplos de este tipo de cosas y en la mayoría de los casos había más letra que niño, muchos de ellos con fondos negros nada favorecedores, entiendo, para la ocasión. Como la niña estaba cansada y lloró un poco al principio decidí no asustarla más de la cuenta y en vez de montar escenas complicadas con paraguas y demás, simplemente reboté el flash, en manual, contra las paredes de la habitación. A ella la acomodamos sobre los cojines de la cama de manera que quedaba un poco sentada.

Hice varias fotos y nos quedamos con esta. Para ser la primera vez creo que no ha quedado mal, en parte porque huí de lo que había visto. Mensajes los justos, más niña que letras y más claridad que oscuridad. Podrá gustar más o menos la tipografía y el color de la misma pero esto ya son cuestiones personales. Os dejo con Valentina y sus ojazos.

Project Details:

Bebés

Category