Blog

Ago02

A Roma por Ubrique

Ignoramos con demasiada asiduidad los parajes que nos rodean aun cuando son estos los que deberíamos conocer más y mejor para poder aprovecharlos de cara a una sesión de fotos.

Volvimos esta vez a tirar de improvisación, a salir con la cámara sin tenerlo previsto, de noche y a pie, para caminar solo un par de kilómetros, suficientes aquí para que la contaminación lumínica se disipe y permita ver el cielo nocturno. Desde uno de nuestros puentes romanos hacia nuestra sierra.

1 Comment

  1. […] solo tuve que girarme. Detrás del puente romano desde el que fotografiamos la otra noche teníamos una pequeña cuesta tras la que se abría un campo regado con varios árboles que […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *