Blog

Dic26

Santuari de Cura (Mallorca)

Cada una de las visitas que he podido hacer a Mallorca siempre ha venido acompañada de un nuevo, maravilloso y escondido lugar que descubrir. Desde la pequeña localidad de Randa la carretera se rebela y asciende, estrecha y empinada, hasta lo más alto del Puig de Randa, un cerro que en sus poco más de 500 metros de altura da cobijo a tres santuarios. El de la cumbre, el Santuari de Cura, es todo un espectáculo para los sentidos cuando se dan determinadas condiciones.

La idea era subir arriba y contemplar desde allí la majestuosidad de la Bahía de Palma. Quiso la meteorología, la misma que impidió la cita anual con El calidoscopi de la Seu, que la niebla lo cubriese todo haciendo imposible la observación. Ocurre que algunos sentimos insana atracción por estas escenas más cercanas a las películas de terror que a la tópica y típica estampa mallorquina de la playa y la fiesta.

No habría más de 5 personas recorriendo en silencio los exteriores del santuario. Llovía tímidamente, hacía frío y, como ya he dicho, la niebla se apresuraba a cubrirlo todo a su paso. Poneos en situación. Estáis en un enclave religioso, se dan las condiciones anteriores y mientras recorréis los jardines, vigilados por una estatua del beato Ramon Llull, empezáis a oír cantos gregorianos de un lugar que no podéis identificar.

Aunque luego descubriríamos que los cantos surgían de unos pequeños altavoces convenientemente colocados en el suelo lo cierto es que el encanto del lugar no mermó en absoluto. Máxime cuando entramos en la pequeña iglesia, donde impresionaba y estremecía el silencio. Pleno y absoluto.

Urge consultar alguna guía mística de Las Baleares y recorrerla. Seguro que el Puig de Randa tendría un lugar destacado en la misma.

 

3 Comments

  1. Airam

    Un estupendo reportaje. Me ha gustado mucho la segunda foto.

    Un saludo y Felices Fiestas!!

    1. Miguel Ángel Ordóñez

      A ver si me pongo un rato, que tengo cientos por revelar. Felices fiestas 😉

  2. […] nuestro viaje por la Mallorca profunda. Si el otro día subíamos hasta el Puig de Randa para visitar el Santuari de Cura hoy bajamos hasta una pequeña pedanía, perteneciente a Bunyola, de nombre Orient. Al pie de la […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *